Soy adicto a una serie

Publicado por & archivado en Ojo Critico, Sin categoría.

Soy adicto a una serie

Soy adicto a una serie

No la puedes dejar de ver, no puedes dejar de comentar y  ya has buscado hasta el dato más insignificante en internet, es hora de reconocerlo eres un serie-adicto.

Las adicciones viene en muchas formas y tamaños, algunas pasan desapercibidas otras te controlan la vida, lo cierto es que esa sensación de no poder parar lo que nos hace caer una y otra vez. Los serie-adictos  son sencillamente  aquellos que no pueden dejar de sumergirse en su afición y como las avestruces meten la cabeza en la tierra y no hay forma de sacarlos de allí.

Cuando un libro, una película, un anime, un comic o cualquier tipo de historia se nos han metido en las venas, ya nunca nos abandona.  Hemos crecido junto a ella y nos hemos enamorado de sus personajes es tan cercano como un viejo amigo, ¿Cómo dejarla, como no volver a ella?

Lo peor es que como productores, comerciantes y autores saben que una vez no tiene en sus redes es tan difícil escapar que no dejan de seguir exprimiendo la veta. Secuelas, precuelas, spin off, nuevas temporadas, una y otra vez nos siguen tentando, para que como corderitos caigamos en sus manos.

Uno tiene claro que la historia ya no da más, que por mucho efecto especial, nuevos personajes o tramas añadidas nuestra amada historia ya esta oliendo a rancio, pero seguimos pegados sin podernos alejar. Cuantas veces no hemos dicho lo mismo, “no mas esto se acabo, es la última vez que veo esta serie, que no me vengan con cuenticos de ovas y películas esto para mí se murió” , igual seguimos cayendo en la tentación, aunque solo sea por el simple placer de la critica

¿Hay cura? Sí una decepción bien grande de esas que te parte el corazón, ¿triste, cierto? bueno esa es la realidad, la mejor forma de dejar una serie atrás es perderle el entusiasmo y eso solo pasa cuando nos decepcionamos, por lo que muchas veces la cura es peor que la enfermedad. Así que tú decides si aprender a vivir con la enfermedad o te arrancas el mal de raíz, porque en esto no hay puntos medios.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Te recomendamos:

Aviso 1

pauta web 200x200px

Aviso 2

 

Aviso 3

 

Aviso 4