Ante todo la incomodidad

Publicado por & archivado en Cosplay.

world cosplay summit

Hacer cosplay es una arte y como todo arte implica sacrificios. Muchas veces el verdadero reto de un cosplayer  no está en representar a su personaje favorito si no aguantar lo que esto implica- Ante todo la incomodidad-. Ningún autor piensa en el inclemente sol o lo fastidioso de un peinado cuando diseña un personaje, sus creaciones son seres inmunes al frió, con fuerza sobrenatural que no tiene que luchar con el transporte público ni necesitan billetera, pero son los cosplayers, seres de carne y hueso  los que tiene que padecer sus invenciones y además sonreír estoicamente para el jurado.

Armas pesadas, estorbosas y hasta ridículas son manejadas con habilidad por personajes animados, pero al pasarlas a la realidad, que difícil se torna llevar una guadaña de 2 metros o un mazo de filos puntiagudos. Lo mismo sucede con las falditas diminutas de las magical girls, los  lindos uniformes de meiden o las sexis armaduras que se ven hermosas en las chicas perfectas de la ficción, no obstante nada prácticas cuando de pelear se trata, aun así son las prendas favoritas de los mangakas, que evidentemente nunca han tendido que correr con tacones de 12 centímetros, soportar estorbosas capas o maquillar su cuerpo.

Un buen cosplayer sabe que sin importar lo sacrificios la victoria  lo vale todo por eso al momento de lucir en la pasarela, el calor, el peso o la picazón pasan a un segundo plano y la actitud remplaza cualquier incomodidad o que lo diga Darth Vader a quien seguramente su reluciente casco le pesaba más que el poder del lado oscuro. Por eso desde la orden dorada nuestras felicitaciones a quienes a pesar de las dificultades son capaces de darle vida a seres increíblemente incómodos.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Te recomendamos:

Aviso 1

pauta web 200x200px

Aviso 2

 

Aviso 3

 

Aviso 4