De vampiros y colmillos

Publicado por & archivado en Ojo Critico.

De vampiros y colmillos

Desde la primera vez que la historia de los vampiros vio la luz de mano de Bram Stoker en 1897 con su inmortal libro Drácula, la humanidad entera quedo hipnotizada por estos seres inmortales. Dueños de la noche, capaces de transformarse en murciélagos  y con unos finos colmillos listos a captar cualquier cuello desprevenido, los vampiros han creado todo un universo, donde la imaginación y la leyenda se entrelazan. De vampiros y colmillos

Mucho se hablado sobre si en realidad existió o existe algún vampiro. Según se cree fue la despiadada vida del Vlad el Empalador, conde rumano, famoso por sus despiadados métodos en la guerra contra los Otomanos, junto a la figura de Erzsébet Báthory una noble que acostumbraba a darse baños en la sangre de sus criadas, la que dieron vida al personaje ficticio. No obstante ahora en pleno siglo XXI cuando el hombre esta mas  abocado a la ciencia, la sociedad industrial y lo terrenal es  que los vampiros se encuentran en la cresta de la ola. Desde series de televisión pasando por anime, películas, video juegos, obras de teatro y libros, los chupa sangre están en todos lados. Pareciera que ahora no invaden nuestros sueños con sed de venganza, sino que llenan nuestros computadores, televisores y anaqueles con sed de lucro.

Sin lugar a dudas la leyenda de conde Transilvano  que un día rechazo los poderes de la luz y fue condenado a beber sangre para vivir, es una de las que más capacidad de reinventarse ha demostrado.  Cuando ya creemos saber todo, cuando pensamos que ya no hay nade nuevo que contar, reaparecen y todos seguimos hipnotizados sus pasos. Solo basta con nombrar la saga de crepúsculo para dar un ejemplo.

Igual hay vampiros de todo tipo y para todas las audiencias, si se los quiere terroríficos y atemorizantes nada mejor que la inolvidable representación de Béla Lugosi, por el contrario si queremos algo mas light encontramos algunos que dan risa como el Conde Patula o Karin la chibi vampiro; por supuesto también están los súper sexis y enamoradizos al estilo Bran Pitt, Robert Pattinson o David Boreanaz; aunque si lo nuestro es una onda mas juvenil entonces series como esta Buffy, Angel, Trueblood o Trinity Blood se encuentran a la orden del día.

La figura de Drácula se ha transformado tanto, que genera sentimientos encontrados, algunos temen al ser oscuro que duerme en un ataúd, otros en cambio desearían caer en los brazos de una vampiresa o un incomprendido joven de colmillos afilados que no supere los 100 o 200 años. Buenos o malos, sangrientos o vegetarianos, lo cierto es que más allá de la leyenda, los vampiros llegaron para quedarse y ni con cruces, agua bendita o ajos nos libraremos de esta moda pop-gótica que nos invade.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Te recomendamos:

Aviso 1

pauta web 200x200px

Aviso 2

 

Aviso 3

 

Aviso 4