Del anime al armario

Publicado por & archivado en Cosplay.

 

Del anime al armario

Hace unos años tener el cabello desflecado, peinarse con la puntas paradas o tinturarse de un color llamativo como azul, morado o naranja, era una cosa impensable,  pero como la moda es una veleta que rápidamente cambia su rumbo, lo que ayer era algo absolutamente extravagante hoy  es el ultimo hit.

A través de los siglos hemos visto como el vestuario se ha modificando influenciado por factores como el clima, la religión, los materiales de confección, las tendencias políticas, etc. De los metros y metros de tela de los vestidos que envolvían a las mujeres  hemos pasado a las diminutas minifaldas que poco dejan a la imaginación, las pesada pelucas e incómodos corsés han dado paso a la ropa funcional y fresca que permite moverse con facilidad. El guardarropa ha cambiando a media que la gente evoluciona, porque en resumen el vestuario siempre ha sido más que una simple manera de darnos cobijo,  es ante todo una forma de expresión, por lo que cada nueva generación busca  imponer un estilo y reafirmar su identidad.

Actualmente  en esta sociedad que le rinde un culto a las pasarelas, las modelos y las grandes marcas una nueva tendencia ha llegado abriéndose camino desde las páginas de los mangas, “la moda anime”. Extraída directamente de los personajes que muchos aman, la moda que imita los fantásticos trazos de los mangakas ya está en las calles. Más allá del Cosplay, lo cual es todo un arte, esta moda implementa pequeños o grandes detalles a los elementos de la vida cotidiana. Peinado estilo saiyajin, coletas sailor moon, la chaqueta de naruto, gorros con orejas de gato, botones, camisetas estampadas, son algunos de los elementos que se llevan a cualquier lugar y que ahora hacen parte del día a día.

Es claro que estilos como el visual key, las loitas o las ganguro requieren mucho mayor compromiso y un elaborado nivel de trabajo, aun así lo interesante de esta moda anime es que ha trascendido el mundo friki y muchos neófitos terminan siendo arrastrados sin entender su significado. Por supuesto que un fenómeno como este se generara era  eso solo cuestión de tiempo, ya que las personas tienden a imitar lo que más les llama la atención, y como no quererse parecer a los personajes de anime cuando  estos seres  son casi perfectos,  nunca engordan, pueden soportar los climas mas adversos en trajes miniatura, siempre están bien peinados, cargan pesadas armaduras sin esfuerzo, la ropa les dura una vida entera y además se ven bien. En conclusión si hemos pasado por cosas tan ridículas como el copete alf, las hombreras de tamaño descomunal y los tennis con plataforma, bienvenido sea la moda anime  que por lo menos sabemos que a los mangakas les queda bien diseñada. 

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Te recomendamos:

 

bufandas y cojines personalizadas