Ediciones de papel vs ediciones virtuales

Publicado por & archivado en Ojo Critico.

Ediciones de papel vs ediciones virtuales

El futuro está en la red, lo han dicho los grandes analistas, lo demuestran las cifras, lo vivimos cada día, por eso así como los libros hechos a mano por mojes en abadías, que duraban años para realizar una hermosísima copia, desaparecieron en la edad media por la reinvención de imprenta de Gutenberg  -los chinos ya tenían imprentas desde 1040-, así mismo se cree que las ediciones de papel pasaran a ser objetos para coleccionistas románticos. Ediciones de papel vs ediciones virtuales

Para los lectores clásicos este tema puede ser tan dramático y espinoso como para los cinéfilos acostumbrados a las salas de cine, el hecho de verse reducidos a la pantalla de un computador. Claro que el libro impreso es maravilloso y tiene muchas ventajas, es gracias a él que el conocimiento ha sido trasferido por generaciones, aun así no podemos tapar el solo con un dedo y negar que hay cambios abrumadores a la vuelta de la esquina.

Con la salida al mercado de los diferentes dispositivos especializados para libros virtuales como Ipad, Nook, Energy book, Papyre, Kindle, Reader daily las desventajas de no  poder manipular el texto y los problemas de tamaño  se están empezando a disipar. Haciendo que las grandes editoriales empiezan a sentir al dragón de fuego de la tecnología soplándoles en la oreja, viéndose abocadas a tomar medias de adaptación de emergencia, como ceder derechos y crear alianzas.

Actualmente con o sin aprobación de nadie, miles de títulos circulan en la red  y las bibliotecas virtuales son la salvación de mucho .Por supuesto  el tema de piratería y los derechos de autor son primordiales, pero el hecho de que se encuentre en  la red no tiene porque ser sinónimo de robo. Las descargas son maravillosas y Dios bendiga los contenidos públicos, aquí la clave no está en negar el fenómeno, está en la regulación y en las medidas de prevención. Igual también es cierto que Dumas, Kafka y Cervantes ya no están aquí para cobrar regalías, y sus descendientes tampoco podrían hacerlo, así que ¿Quién se queda con esas ganancias?  ¿Porqué no compartir este tipo de libros de forma gratuita?

La industria de la música poco a poco  ha empezado a asimilar  el cambio e ingeniosamente ha creado estrategias. Nadie piensa que porque los discos de acetato ahora son reliquias la música va a desmejorar su calidad, entonces ¿porque nos seguimos cerrando las puertas con el libro? Muchos autores lo han entendido y ahora hacen  lanzamientos de sus libros en la red, enviado primeros capítulos  como un abre bocas, para luego cobrar por la descarga del resto o habilitando la posibilidad de comprar el físico, las posibilidades ya están planteadas.

Para Los otaku ávidos consumidores de mangas pero al mismo tiempo adictos a las nuevas tecnologías tal vez el salto no es tan inmenso, ni las opciones tan descabelladas, igual  para los amantes de los comics, para quienes Marvel y DC ya tienen ejemplares virtuales. Es solo cuestión de abrir un poco la mente, así como la radio no remplazo al periódico y la televisor no acabo con las emisoras  y la red no destruyo los otros medio, es importante entender que las cosas evolucionan, seguir creyendo que el libro electrónico no va a ganar espacio.

El futuro de computadoras del tamaño de una habitación, con bombillitos de colores que imaginaban los autores de ciencia ficción de principio del siglo pasado ya esta revaluado. Los intercomunicadores minúsculos con los que la tripulación del Enterprise exploraban la galaxia son cosas de todos los días y es más difícil librase de los celulares que conseguirlos, ahora ¿porque seguimos creyendo que los libros no evolucionaran?

by rina

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Te recomendamos:

Aviso 1

pauta web 200x200px

Aviso 2

 

Aviso 3

 

Aviso 4