El Encanto de las Series Cortas

Publicado por & archivado en Ojo Critico.

 

El Encanto de las Series Cortas

 

Todas las historias tiene un principio y un fin pero ¿Qué tanto hemos de recorrer entre un punto y otro? en este mundo de vida acelerada, comida rápida y avances tecnológicos cada vez más increíbles, donde te desesperas por que un video no carga rápido, no tenemos todo el tiempo que quisiéramos para dedicarnos a leer 30 tomos de un manga que aun está en publicación, así que la solución puede ser una serie corta, El Encanto de las Series Cortas.

A decir verdad puede resultar intimidante empezar una historia cuando sabes que tienes por delante 300 o 500 capítulos; es como cuando vas a una librería y ves un libro de 1000 páginas y sientes su peso e irremediablemente te preguntas ¿cuánto tiempo gastaría en leerme esto? ¿Si será que vale la pena?, el solo hecho de empezar se convierte en un reto, por supuesto las series largas también tiene su embrujo y hay algunas que se vuelven adictivas pero no siempre se está de ánimo para una tarea ardua y avasalladora como cogerle el hilo a una trama con más de tres temporadas al aire.

Pero cuando ves que solo son un par de tomos o que se reduce a unos cuantos capítulos pues dan ganas de probar y ver que tal nos va, con una historia corta se tiene varias ventajas la primera y más obvia es que no tendrás que esperar mucho para saber en que acaba, te da la oportunidad de ampliar tu bagaje sobre autores e historias sin necesidad de encasillarte en una sola serie y por definición son concretas sin tiempos muertos, lo que hace que tengan una armonía narrativa muy interesante.

Los autores tienen el reto de cautivar desde el primer momento, no se tienen tiempo de hacer una introducción prologada a la trama cuando cada capítulo dura 5 minutos y por lo tanto no se pueden ir por las ramas, así que no necesitas esperar mucho tiempo para que coja ritmo aquí lo que ves es lo que hay y no escuchas comentarios como “pero es que en el episodio 10 se pone buenísima”

Por otra parte son más fáciles de conseguir mientras con series muy extensas hay probabilidad de que no logres hallar alguna temporada y te quedes a la mitad, con estas no hay problema, porque de una vez la tienes toda a tu disposición y sabes que vas a la fija y no necesitas invertir mucho dinero comprando 24 capítulos que luego se terminan convirtiendo en 48 o más.

Lo mejor de todo es que las puedes intercalar con otras cuando estas cansado de ver lo mismo, puedes refrescarte con una serie pequeña y cambiar de aires sin perder el hilo de lo que ya venias viendo, perfectas para un rato desprograme.

Además son una buena opción cuando se quiere iniciar en este mundo de la animación y el manga, convencer a alguien que se enganche con una serie de 30 capítulos cuando no es otaku puede ser complicado, pero cuando le propones ver algo que dura en total una hora es más fácil.

 By: Rina

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Te recomendamos:

Aviso 1

pauta web 200x200px

Aviso 2

 

Aviso 3

 

Aviso 4