El zapping , todo un arte

Publicado por & archivado en Ojo Critico.

 

zapping

¿Qué es lo primero que hace toda persona cuando se sienta a ver TV? Zapping, Ese maravilloso arte  de ir cambiado de canales a una velocidad sorprendentemente rápida sin fijarse en nada, que convierte al control remoto en un arma poderosa y audaz, digna hija de la cultura pop. Y si usted no lo considera de esta manera, no es sino que se fije quien tiene el control remoto en un casa, para que pueda determinar rápidamente quien es el que manda, quien es el que pude condenar a un grupo a ver el Boletín del Consumir o salvarlos a tiempo cuando están a punto de comprar alguna chuchería, que promete hacer milagros para adelgazar.

El zapping como todo en la vida es algo que se aprende y luego se perfecciona. Ver tres programas al mismo tiempo y maldecir porque los tres salen a comerciales de forma sincronizada, es algo que solo entiende alguien que ha hecho del zapping un oficio.  Alguien que puede pasar una tarde entera saltando entre los canales sin llegar a  ver nada en concreto y aun así sentirse pleno.

Aunque son muchos los que se casan con un solo canal o un solo tipo de programas, es una lástima que estas personas no se dejen tentar por el placer de la variedad;  es como ir siempre al mismo restaurante, ordenar el mismo plato y ver pasar de largo suculentos manjares sin atreverse a probar. Otros sencillamente detestan el vivir cambiando canales y tiemblan ante la posibilidad de que un maestro se apodere del control remoto,  una relación inversamente proporcional  con la cantidad de años de la audiencia,  ya que a mayor  cantidad de  años  menos zapping. Por eso cuidado cuando usted empieza con frases como “Deje así que los comerciales pasan rápido” o “No me mueva el canal que me pierdo en que iba”  porque es hora de que empiece a pensar cuál es el mejor suplemento de calcio para los huesos  y comience a tomar Omega 3.

Desde luego al acabar el carrusel televisivo  siempre saldrá el mismo comentario  “No hay nada que ver”, pero esto es un ineludible gaje del oficio, porque a menos que seamos fieles seguidores de una serie, una novela o encontremos una película, las opciones invariablemente nos parecerán insuficientes. Es increíble recordar como antes vivíamos con 2 miserables canales donde ni siquiera la programación era de 24 horas. Ahora hay canal de cocina, caricaturas, deportes, películas, novelas, hasta canal de televentas y aun así nada. Con este esquema de especialización extrema solo falta que saquen un canal de anime… cierto ese vino y se fue -la tristeza me impide ahondar mas sobre ese tema-.

Pasan los años y El Chavo sigue marcando sintonía, Los Simpson son la tabla de rescate de los fines de semana y no digamos mentiras los colombianos sí vemos novelas. Aún así es inevitable encender el televisor y  no soñar con que en un recóndito canal en el que nunca vemos nada, ese día, justo es día, como un milagro aparecerá el programa que nos obligara a dejar a un lado el control remoto. Pero hasta que esto suceda, como los vaqueros en el viejo oeste, los veteranos del zapping tendremos siempre cargadas nuestras armas y estaremos listos para disparar.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Te recomendamos:

Aviso 1

pauta web 200x200px

Aviso 2

 

Aviso 3

 

Aviso 4