La ceremonia del té

Publicado por & archivado en cultura.

ceremonia del té

Un momento para la reflexión y la tranquilidad. Un espacio donde admirar la belleza y regocijarse con la armonía de la naturaleza. Una manera de expresar lo profundo del ser. Una disciplina  antigua que enmarca los valores de la cultura japonesa, todo esto y mucho más es la ceremonia del té.

Creada en el siglo XIII, son los samuráis quienes desarrollan el ritual y lo hacen popular entre las clases dominantes, hasta convertirse en una parte fundamental del protocolo de la corte imperial. Se considera que la ceremonia del te ha sido  una de las influencias más poderosas de todos los tiempos en la sociedad nipona, al punto que el desarrollo de las formas de cortesía cotidiana  de los japoneses obedece sobre todo a los formalismos que se observan en la ceremonia del “chanoyu”. Tan vigente como siempre, en la actualidad la ceremonia del té es uno de los pilares para una buena educación y muchas personas asisten a escuelas especializadas para aprender este arte.

Mucho más que sentarse a beber una simple taza de un infusión caliente, el ritual de tomar te está diseñado para entra en armonía y poner un poco de paz a nuestros caóticos pensamientos. Esta ceremonia, al igual que muchas otras, en las que prima el carácter espiritual -sus orígenes están vinculados a la filosofía Zen- no es un ritual vacio, ni una forma refinada de cortesía, sino una manera de purificar el alma.

ceremonia del te donde esta kiniro 5

Cada aspecto de la ceremonia esta codificado,  palabras y gestos responden a un entramado de símbolos que deben ser ejecutados con gracia y habilidad. Llegar a ser un maestro del te toma años de dedicación y esfuerzo, por eso se dice que  cuando la ceremonia es llevada a cabo por un experto, los movimientos son un regalo para la vista. De igual manera saber comportarse de forma correcta como invitado también requiere de estudio.  El solo hecho de encontrase entre los asistentes de una ceremonia tradicional ya se considera un elogio.
Los utensilios utilizados durante el ritual son  el cha-wan (tetera), el cha-ire (recipiente para el té), el cha-sen (agitador especial de bambú) y la cha-shaku (cucharón de servir, de bambú). Estos implementos suelen ser valiosos objetos artísticos, y muchos de ellos pasan de generación en generación como una herencia de familia

La ceremonia del té consta de las siguientes fases:

 

1) una Comida ligera, llamada kaiseki;
2) el naka-dachi, o pausa intermedia;
3) el goza-iri, que es la fase principal en la que se sirve un tipo de té espeso.
4) el usucha, fase final, en la que se sirve té claro.

Una  ceremonia completa dura unas cuatro horas, aunque muchas veces se limita a la última fase o usucha, que toma alrededor de una hora,  sin embargo cuando se toma el té en Japón no se mira el reloj, solamente se disfruta.

 

Comparte este artículo:

Trackbacks/Pingbacks

  1.  Caligrafía japonesa - Shodo - Kinirokay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Te recomendamos:

 

bufandas y cojines personalizadas