Mega eventos frikis dioses y demonios

Publicado por & archivado en Ojo Critico.

Mega eventos frikis dioses y demonios

Ya hablamos de como los eventos pequeños y gratuitos dan el paso necesario para que el mundillo saliera de las catacumbas y se mostrara en el mundo real. Ahora hablemos de la evolución del mundillo con los Mega Eventos.

Lo primero es aclarar que un mega evento es aquel que ya logra hacerse a un nombre de éxito en su respectiva comunidad, principalmente son eventos privados, de carácter pago por ingreso o pago por participación sin embargo pueden existir grandes eventos de ingreso gratuito apoyados por empresas públicas y privadas, aunque en el caso del mundillo nos referiremos principalmente a los que generan ingresos haciéndolos auto sostenibles. ¿Es un pecado tener éxito? Claro que no.

Concierto shakira
En este mundo competitivo, cada organizador plantea un espectáculo que pueda superar a su competencia, para las ciudades pequeñas, los eventos grandes concentran 50 o 100 personas, para una ciudad grande se puede hablar de más de 500 personas e incluso grandes cifras que equivalen a millares de asistentes como lo es Sófa en corferias Bogotá, Tokyo Impact también en Bogotá y próximamente en Cali, el Comic Con en Medellín o el OZ Fest en Barranquilla solo por mencionar unos muy pocos ejemplos.

La industria de los mega eventos permite al público de una comunidad mostrarle al mercado tradicional que ellos existen y son parte de la oferta y la demanda y que si invierten en ellos también pueden ser un negocio exitoso, ¿o nunca han soñado con ganarse su sustento en alguna actividad relacionada con su hobby?

Mega eventos frikis dioses y demonios:

comic con de san diego 

Lo bueno de los megaeventos

1. Dar a conocer su afición abiertamente a todo público. Gracias a los mega eventos se puede difundir la cultura alternativa en forma masiva tanto a más público como a futuros inversionistas del sector privado y público (apoyo y recursos). En últimas ese es el fin principal del mundillo, dar a conocer su visión del mundo en la mejor forma posible.

2. Calidad en los eventos. Si bien es cierto que pagar una entrada no está directamente relacionado con calidad del evento, si da dos armas, la primera es que el organizador tiene ingresos que le permitan contratar logística, equipos, seguridad y espectáculos de mayor calidad, y por otro lado le da la herramienta al público de exigir cada día mejores eventos, más desarrollados y con espectáculos muy superiores cada año. Pagar facilita exigir.

3. Novedad en los eventos. Con los recursos adecuados y aun a pesar de incrementar considerablemente el costo, se pueden traer artistas e invitados realmente importantes para el espectador. Si observamos los eventos que actualmente se realizan y que traen invitados importantes notaremos como poco a poco han incrementado sus costos pero mejorado sustancialmente lo que ofrecen al público.

4. Organizador 100% dedicado pero con ganancias propias. Los organizadores de eventos temáticos necesitan ingresos que les permitan dedicarse prácticamente de lleno a sus eventos, organizar un buen evento implica mucho tiempo y dedicación, así que los organizadores deben tener ingresos del evento para suplir sus propios gastos, ¿y por qué no? Vivir de estos ingresos, comprar casa, carro, vacaciones en su ciudad favorita etc… Se lo merecen y con creces.

kiniro y dark kiniro 

Lo malo de los mega eventos

1. Segregación de público. Para los más pudientes, pagar tarifas altas implica pequeños sacrificios, pero existen muchos aficionados que lamentablemente se quedarán por fuera de los eventos a medida que el costo por participar en ellos aumenta, uno de los principales fenómenos que soporta y justifica la existencia de los eventos gratuitos. Esto pasa principalmente con los menores de edad que en muchos casos solo cuentan con el dinero que sus padres les brinden.

2. Creer que es indispensable. Muchos eventos cuando crecen y crecen en popularidad y recursos pueden caer en la confianza de que si llegaron a este nivel serán indestronables y exigen al público su asistencia, como si fuera una obligación. “No hay nada más infiel que un cliente” si el público o los concursantes no se sienten bien atendidos, ya sea con el espacio, el espectáculo o los premios, le darán sin dudarlo la espalda al evento.

3. Olvidar el ideal del evento. Es importante que si el evento ha logrado brillar frente a los demás y ya cuente con mucho apoyo en recursos, público y renombre, no descuide el objetivo por el cual fue creado. No es para ganar dinero con entradas, o para salir en las noticas como el organizador número uno, el evento se crea para divertir, entretener y multiplicar una afición o hobby determinado, si pierde su objetivo básico tarde o temprano perderá el interés del público y con eso sus patrocinadores.

En resumen, los mega eventos son la mejor forma de masificar una afición y mejorar sustancialmente la calidad del espectáculo, pero son más sensibles a la caída si se pierde su objetivo fundamental.

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Te recomendamos:

Aviso 1

pauta web 200x200px

Aviso 2

 

Aviso 3

 

Aviso 4