Vivir en un café internet

Publicado por & archivado en cultura.

Vivir en un café internet

Aunque parezca muy extraño la verdad es que muchas personas actualmente estan viviendo en  un cafe internet en Asia por falta de opciones

Desempleados, vagabundos, refugiados y hasta prófugos encuentran refugio en los pequeños cubículos de los cibercafés, establecimientos que abren las 24 horas y que por una pequeña tarifa te brindan servicio de baño y un ordenador con banda ancha.

Vivir en un café internet 2

Arrinconados, con solo lo estrictamente necesario, las personas pasan la noche, duermen y queman el tiempo, mientras vuelven a sus trabajo o buscan otro lugar  donde quedarse, lo más paradójico del asunto es que muchos aunque tienen empleos sus sueldos son tan ínfimos que no les alcanza ni para pagar una habitación.

Casos insólitos están en todas partes a inicios de 2015 un joven en Taiwán murió en un establecimiento luego de jugar tres días seguidos un videojuego,  en China una mujer dio a luz en un cubículo y otra desapareció por 10 años y la creyeron muerta pero estuvo escondida en cibercafés por todo este tiempo con documentos falsos, En Japón, según datos recogidos por Bloomerang, hasta el año 2007, 60 900 personas dormían en cibercafés de las cuales 5 600 eran residentes permanentes de estos.

Vivir en un café internet 3

Lejos de mejorar esta situación ha creado todo un mercado, en China se calcula que hay unos 2000 cibercafes por provincia y cada vez son más comunes los casos de personas que van de un lado a otro hospedándose en estos pequeños cubículos donde no se llevan registros, no se necesitan hacer reservas y se duerme en el suelo.

Una solución extrema que denota un problema social muy grave de desigualdad, falta de oportunidades y baja movilidad social, al que la mayoría de gobiernos no le están poniendo atención.

Vivir en un café internet

 

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Te recomendamos:

 

bufandas y cojines personalizadas